La undécima jornada del juicio a los rugbiers por el homicidio a Fernando Báez Sosa comenzó con el testimonio de Juan Pedro Guarino, uno de los dos jóvenes que estaba en Villa Gesell con el grupo acusado de matar al estudiante de Derecho, pero fue sobreseído por falta de pruebas y el beneficio de la duda.

Ante la prensa, apuntó contra los rugbiers y pidió «que se hagan cargo de lo que hicieron».

«Quiero que ellos se hagan cargo de lo que hicieron. Para mí la verdadera justicia es que Fernando vuelva y gracias a ellos no va a poder ser posible», amplió.
Entre lágrimas, Guarino hizo alusión a los familiares de Báez Sosa: «Esto es muy doloroso, muy doloroso para mí, muy doloroso para mi familia, muy doloroso para la familia de Fernando. Yo lo único que quiero es justicia por él y que la familia pueda encontrar un poco más de paz».

Por último, también se expresó sobre una carta que escribió hacia la familia de Báez Sosa tras el crimen. «No intenté ser invasivo, intenté que vean que es sincero, nada más», manifestó.

Qué declaró Juan Pedro Guarino

Según relató, ese día se levantaron tarde porque se acostarons tarde. “Fuimos a la playa, volvimos a la casa, nos bañamos, nos cambiamos y nos preparamos. Hablé con una compañera de colegio y fuimos a una casa. Ya habíamos comprado las entradas para ir a Le Brique. El boliche estaba muy lleno de gente”, remarcó el joven.
“Yo esperé a poder entrar. Dije: ‘Me voy’. Hasta que por una de las puertas pudimos entrar. Después fue normal hasta que estaba parado en las escaleras de la pista de abajo y veo que cerca mío, en la barra, estaba discutiendo Máximo Thomsen y [Matías] Benicelli con dos o tres chicos. Después me entero [que era] porque le habían tirado un vaso”, relató el testigo y vio cómo sacaron a Thomsen y el resto de sus amigos en el boliche.

Sobre lo que sucedió después relató que luego de que sacaron al grupo del boliche pensó que iba a quedarse solo adentro por lo que dejó en claro que nadie lo sacó y fue por decisión propia que se fue del lugar.

“Salgo por decisión propia, salgo más tarde que ellos. Salgo caminando por atrás y veo a mi izquierda que Luciano Pertossi está peleando con otro chico. Llego cuando Luciano ya no se estaba peleando más. Voy a ver cómo estaba él. Lo siento en un banco. Viene Ciro Pertossi. Luego escucho gritos a mi derecha, Luciano y Ciro se levantan y se van, imaginé que iban a pelearse de vuelta, no lo podía creer”, precisó y reveló: “Miro, veo a Máximo Thomsen y a un chico tirado en el piso, y después me entero de quién era. Cuando vi eso no lo podía creer, me enojó muchísimo, me fui solo”.

Indignado, el testigo aseguró que “no podía creer” la escena que estaba mirando y explicó: “Porque habíamos ido de vacaciones a pasarla bien. Ellos ya se habían peleado en otras ocasiones. Había hablado con mi mamá y mi novia que si volvía a pasar me iba a volver de las vacaciones. Nunca lo pude creer”.

“¿Se movía la persona tirada en el piso?”, interrogó el abogado. “Lo que llegué a ver, no”, dijo contundente el joven, y se sinceró: “Sentí hasta vergüenza, me da mucho dolor”.

Respecto a los comentarios que pudieron hacer los acusados en la casa que compartían, el joven rugbier confesó que “estaba muy enojado” y no escuchó nada: su reacción fue meterse en la habitación y cargar el celular.

Por último, confesó que las peleas en el grupo era algo constante. “Sí salía, era siempre lo mismo. En Zárate me podía ir a mi casa. Acá [por Villa Gesell], no”, indicó Guarino.

“El enojo lo sigo teniendo, tristeza, no poder creerlo. Desde ese día hasta hoy”, respondió Guarino cuando Burlando le preguntó hasta cuándo persistió su enojo con los demás y tras consultarle si había ido, la madrugada del homicidio, a comer hamburguesas con los imputados.

Luego de contar lo que vivió horas después del ataque y reconocer que no con todos tenía una relación de amistad, se empezó a proyectar un video en la sala, imágenes de la Avenida 3 de Villa Gesell, donde se ubica Le Brique.

En ese momento, el joven explica que “Luciano cruza la calle y acá adentro -señala el restaurant Cipriany- hay unos bancos con unas mesas y lo siento”. “Estaba exaltado porque se había peleado. No recuerdo cómo estaba vestido”, relató.

Si bien empieza a reconocer a sus compañeros, como a Lucas Pertossi, Blas Cinalli, Enzo Comelli y Matías Benicelli, Burlando vuelve a tomar la palabra y le pide que marque la conducta de Luciano Pertossi en la secuencia.

Guarino, que antes dijo que no lo había visto, responde: “¿Puede ser que se va? Está siguiendo a otros” y cuando Burlando le pide que vuelva a mirar la secuencia, el rugbier dice sobre Luciano: “Primero parece que se agacha, se levanta y después lo pierdo”. En ese momento, Hugo Tomei repregunta si es Pertossi: “Parece la vestimenta”, responde Guarino. /C5N

Comparte esta noticia

Por Tucumán en las REDES

El diario digital de los tucumanos

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
¡Bienvenido a Tucumán en las REDES, estimado usuario! Usted está viendo www.tucumanenlasredes.com. Le da un control total sobre los datos que recogemos y usamos... es el valor principal de nuestro diario digital, ¡y es su derecho! 🍪 Puede cambiar sus preferencias de cookies en cualquier momento. Con su acuerdo, nosotros y nuestros socios usamos cookies o tecnologías similares para almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento. Nosotros y nuestros socios hacemos el siguiente tratamiento de datos: Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, Personalised content, content performance measurement, audience data, and product development, Storing and/or accessing information on a terminal,      Configurar y más información
Privacidad