Laura Gerboles, de 46 años, conoció a Leo cuando tenía 35. Pronto le reveló que probablemente no podría tener hijos biológicos debido a complicaciones de salud que resultaron en la extracción de su útero. Esta conversación fue crucial para que Leo decidiera si quería seguir adelante con la relación. Laura enfatizó que, para ellos, la conexión emocional era más significativa que los lazos de sangre, citando: «Para nosotros lo importante era la conexión, no la sangre. De hecho, los vínculos con nuestros padres biológicos no eran buenos. Sabíamos que no pasaba por ahí el amor, que eso era una construcción como todas las relaciones humanas. Que no nos íbamos a sentir menos padres por serlo de un modo u otro», le dijo ella a Clarín.

Después de años de espera y un proceso legal complejo, Laura y Leo finalmente fueron seleccionados para adoptar a Valentina, una bebé de seis meses. La noticia llegó abruptamente un lunes, con la bebé siendo entregada en su hogar dos días después.

Sin embargo, el proceso de obtener una licencia por maternidad se convirtió en un desafío inesperado para Laura. Al solicitarlo en ANSES, se encontró con obstáculos burocráticos y actitudes discriminatorias debido a que Valentina fue adoptada y no había estado embarazada. A pesar de tener una sentencia de adopción y el apoyo legal, Laura enfrentó negativas y comentarios insensibles que cuestionaban su condición de madre.

“Voy a ANSES con Valen, a decir ‘soy mamá, quiero presentar todo para que me paguen mi licencia’, a lo que la respuesta del empleado fue: ¿Y el certificado del médico? (de embarazo). ‘No, no tengo. Es adoptada’, a lo que me dijo: ‘No hay planilla para ESO”. Le dije soy mamá y necesito sólo que me paguen mi licencia,y me respondió: “No, es solo para las que lo llevan en la panza’. Le dije: “Me estás discriminando, no me podés decir eso, mínimo decime ‘déjame ver y te digo’ o ‘vení mañana’. Pero no. Me dijo: ‘No puedo hacer nada, es sólo para lo que te dije: ‘No tenés pancita’”, cuenta Laura.

El caso llegó a los tribunales, donde, después de seis años de lucha, obtuvieron un fallo a favor que reconoció el derecho de Laura a recibir la licencia por maternidad, equiparando sus derechos con los de las madres biológicas. El fallo subrayó la necesidad de igualdad y respeto hacia los padres adoptivos, reflejando un vacío legal que ANSES había ignorado.

Laura, emocionada por la decisión judicial, destacó que más allá del aspecto financiero, lo que realmente significaba era el reconocimiento como madre de Valentina y la validación de su vínculo con ella. El fallo enfatizó que la licencia por maternidad no debería depender del método de llegada de un hijo a la familia, sino de garantizar un inicio adecuado y amoroso para todos los niños, sin importar su origen.

Comparte esta noticia

Por Tucumán en las REDES

El diario digital de los tucumanos

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
¡Bienvenido a Tucumán en las REDES, estimado usuario! Usted está viendo www.tucumanenlasredes.com. Le da un control total sobre los datos que recogemos y usamos... es el valor principal de nuestro diario digital, ¡y es su derecho! 🍪 Puede cambiar sus preferencias de cookies en cualquier momento. Con su acuerdo, nosotros y nuestros socios usamos cookies o tecnologías similares para almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento. Nosotros y nuestros socios hacemos el siguiente tratamiento de datos: Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, Personalised content, content performance measurement, audience data, and product development, Storing and/or accessing information on a terminal,      Configurar y más información
Privacidad