El viernes 23 de noviembre, el párroco de una iglesia de la capital acudió a la casa de un tal “Mudo” para contratar el servicio sexual de una mujer. Estando allí se le ofreció la experiencia con dos personas a las que debía pagar $4.000  a cada uno y abonar el costo del hotel.

El sacerdote accedió y, al comando de un vehículo VW Polo, enfilaron hacia Villa 9 de Julio en busca de las personas con quienes iba a mantener las relaciones sexuales pactadas. Una vez juntos fueron hacia un hotel que funciona en la diagonal que va a Tafí Viejo, donde se consumó el acuerdo.

Dos días después, el sacerdote fue citado por Juan Ramiro Rojas en avenida América y Santa Fe, donde al llegar el religioso se encontró con el hombre que lo había llamado y a los pocos segundos, aparecieron en la escena Juan Ramón Medina y Oscar Antonio Trujillo, quienes haciéndose pasar por policías, le mostraron de un celular fotos íntimas del encuentro sexual, pidiéndole U$S 50.000 para que no difundirlas.

La víctima respondió que no disponía de ese monto y que sólo les podía entregar unos U$S7.000 que tenía invertidos en una financiera. Esa noche, según consta en el expediente, les entregó $4.000 que tenía en su poder.

Con el correr de los días, los condenados comenzaron a enviarle mensajes amenazantes. No sólo le reclamaban el pago de esa suma, sino también que les entregara su auto particular. Acorralado por los extorsionadores, decidió denunciar el caso en el Ministerio Público Fiscal.

Por orden de la titular de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos, Mariana Rivadeneira, se armó un procedimiento para dar con los sospechosos. La víctima los citó a un encuentro en la estación de servicio que está ubicada en avenida Ejército del Norte y Mendoza. Luego, los señalados cambiaron de lugar y terminaron reuniéndose en San Martín y Juan Luis Nougués.

En ese lugar estaban apostados los investigadores de la ex Brigada; lograron detener a Medina, Trujillo y Rojas. También secuestraron los celulares que tenían y que, supuestamente, fueron utilizados para comunicarse con el cura.

En una audiencia, la fiscala Rivadeneira, con el apoyo del querellante José María Molina, logró que se les dictara la prisión preventiva a los tres detenidos. El debate fue privado para proteger a la víctima. Esa es la razón por la que su nombre se mantiene en reserva.

Los acusados, a través de sus defensores, comenzaron a negociar un acuerdo para que el caso se realizase a través de un juicio abreviado. Ayer se realizó la audiencia, donde la jueza Fanny Siriani lo terminó homologando.

Al tratarse de una audiencia privada, fuentes judiciales confirmaron que los imputados Trujillo y Rojas terminaron siendo penados a tres años de prisión condicional al haber sido encontrados culpables del delito de chantaje. También trascendió que el sacerdote no había solicitado ningún tipo de reparación.

Las mismas fuentes explicaron que Gustavo Morales, defensor del otro acusado y del prófugo, decidió no sumarse al acuerdo, por lo que el proceso en su contra seguirá abierto. En su momento, el profesional había anunciado que presentaría un testigo clave, pero hasta el momento no trascendió si efectivamente lo hizo y, en caso de haberlo hecho, no se conocieron detalles de los datos que aportó.

El Arzobispado, en una situación que no tiene antecedentes en la provincia, emitió cuatro comunicados de prensa un mismo día por este caso. El primero, informando que no estaba al tanto de la situación y, el último, anunciando que separaba de su cargo al sacerdote hasta tanto se realizase una investigación interna.

Días después, la víctima viajó a otra provincia por miedo a represalias ya que los familiares de los acusados y el prófugo conocían su domicilio./Fuente: Contexto

Comparte esta noticia

Por Tucumán en las REDES

El diario digital de los tucumanos

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
¡Bienvenido a Tucumán en las REDES, estimado usuario! Usted está viendo www.tucumanenlasredes.com. Le da un control total sobre los datos que recogemos y usamos... es el valor principal de nuestro diario digital, ¡y es su derecho! 🍪 Puede cambiar sus preferencias de cookies en cualquier momento. Con su acuerdo, nosotros y nuestros socios usamos cookies o tecnologías similares para almacenar, acceder y procesar datos personales como su visita en este sitio web. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento. Nosotros y nuestros socios hacemos el siguiente tratamiento de datos: Anuncios y contenido personalizados, medición de anuncios y del contenido, información sobre el público y desarrollo de productos, Personalised content, content performance measurement, audience data, and product development, Storing and/or accessing information on a terminal,      Configurar y más información
Privacidad